• Brett McCracken

7 razones incorrectas para dejar una iglesia


Este articulo fue traducido de www.crossway.org para ver el articulo original, haz click aqui

Deja de recurrir al "Mercado" de la Iglesia

En nuestra sociedad de consumo, donde la sabiduría prevaleciente dice que debemos ser leales a productos o marcas sólo en la medida en que nuestras necesidades y gustos se satisfacen, puede ser fácil para los fieles tener un límite muy bajo para salir de una iglesia. El menor desajuste de preferencias o la menor cantidad de malestar puede llevar a un fiel a convertirse en un comprador de la iglesia, recorriendo el "mercado" para buscar la iglesia perfecta. Hay buenas razones para salir de una iglesia, pero también hay malas razones. ¿Cuáles son algunas de las razones comunes, pero en última instancia malas, por las que podríamos estar tentados a abandonar nuestra iglesia actual? Aquí hay siete:

1. Otros miembros te fastidian.

Uno de los aspectos más contraculturales y desafiantes de la iglesia cristiana es que atrae a la gente de diferentes orígenes. ¡Esto es lo que hace el evangelio! Esto significa que es muy probable que estés adorando junto a personas con las que normalmente nunca elegirías interactuar. Y esto puede ser incómodo y molesto. Pero no dejes que esto te lleve a salir y buscar una iglesia llena de gente como tú. Hacer esto es minar el poder mismo del evangelio para igualar y unificar a través de las líneas naturales de división (ver Gálatas 3).

2. Tu "proyecto o causa" no está suficientemente defendida.

Muchas personas salen de las iglesias cuando lanzan una idea o se embarcan en una cruzada para lanzar un programa, pero no va a ninguna parte. Tal vez el liderazgo de la iglesia no lo dice claramente, o tal vez hay poco interés en la congregación para apoyar tu proyecto. Esta bien. No te vayas a buscar otra iglesia que pueda apoyar tu idea. En vez de esto, ¿por qué no quedarse y ver qué programa existente ya tiene impulso en la iglesia, y apoyarlo?

3. La adoración no es tu estilo preferido.

Ya sea la música demasiado fuerte o demasiado suave, la predicación demasiado tópica o demasiado expositiva, o una serie de otros desajustes a la lista de gustos y preferencias de una persona, la frustración con la adoración es una razón importante por la que las personas abandonen las iglesias. Pero no tiene por qué serlo. La verdad es que adorar fuera de la zona de comodidad y preferencia de estilo puede ser saludable, cultivando la humildad y haciendo que la adoración sea más acerca de Dios que de nuestros propios deseos del consumidor.

4. Una iglesia de moda se abrió cerca.

Veo esto una y otra vez en el sur de California. La gente va a una iglesia y está "bien metida" allí por un breve tiempo, tal vez un año o dos. Pero entonces la emoción desaparece. Se aburren. Una iglesia nueva y bien marcada con un podcast fresco y famoso líder de alabanza lanza su iglesia cerca, y la persona aburrida se va en silencio para probar el nuevo sabor en la ciudad. ¿Por qué es una mala idea? Porque el ciclo continuará ad infinitum. La iglesia moderna de hoy siempre será la iglesia aburrida de mañana.

5. Tu pastor favorito se fue.

Este es un motivador común para dejar iglesias. El culto de la personalidad es fuerte en la iglesia americana. Pastores de celebridad con "plataformas" y ofertas de libros atraen naturalmente grandes multitudes a sus iglesias. Y cuando se van, las multitudes a menudo siguen. Sin embargo, fijar su experiencia de la iglesia en la presencia de un pastor, por dinámica que sea, no es saludable. Una iglesia es más que su pastor o pastores.

6. Tu corazón simplemente no está más en este lugar.

A menudo escucho de las personas que se han alejado de una iglesia que su corazón "simplemente no está más en ella". Sólo están "pasándola". Se siente obligatorio, legalista e inauténtico ir a la iglesia. Así que dejan de ir. Pero aunque estas emociones sean "auténticas” esta sigue siendo una mala razón para dejar una iglesia. ¿Por qué? Porque cada relación y compromiso en la vida tiene estaciones en las que el corazón "lo está sintiendo” a como lo fue en el principio. Pero eso es normal. Y no es razón para darse por vencido.

7. No te enriqueces mucho de los servicios dominicales.

Se ha vuelto normal hablar de un servicio en términos de "lo que conseguí de él". Por ejemplo, nos preguntamos después de la iglesia, "¿Qué sacaste del sermón?" Pero esta postura es simplemente el consumismo aplicado a la Iglesia. Posiciona a la iglesia en términos de lo que podemos obtener de ella, y por lo tanto, cuando deja de proporcionar claras "moralejas" o valores para nuestra vida, justificamos el abandono. Pero la iglesia no debe ser sobre lo que obtenemos de ella, sino lo que damos. Cómo servimos. Cómo edificamos al cuerpo.

#iglesia #iglesialocal #membresia #pastores #contentamiento #liturgia #alabanzayadoracion #liderazgo #culto #ministerio

45 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad