• Paul Trip

La trampa de complacer a las personas


{Este artículo ha sido traducido con permiso directo de paultripp.com, encuentra el original aquí}

Yo era un joven pastor. Estaba haciendo todo lo posible para desarrollar el don de enseñanza que Dios me dió. Sabía que mis prédicas no eran perfectas, y sabía que tenía que ganar experiencia, pero no era tan malo ¿verdad?

Incorrecto. Había un hombre crítico en nuestra congregación que nunca parecía estar complacido con mis sermones, sin importar cuál era el enfoque. Un día él se acercó a mí y me dijo, " Pablo, su prédica nos está matando." ¡Qué manera que comenzar una conversación!

Todo empeoró. El hombre me entregó un set de casetes y dijo: "Sugiero que escuches estos. Solamente imita al predicador en los casetes y va a ser mejor que lo que hemos estado recibiendo." Me sentí destrozado. Sentí que mi ministerio llegó a su fin.

En las semanas siguientes mi prédica empeoró. Estaba temeroso y nervioso. Me trababa al hablar y tenía poca confianza en mi contenido. Miraba a la congregación y los ojos de este hombre eran los únicos que yo podía ver. Me parecía imposible ignorar sus reacciones de reprobación y evitar su mirada crítica.

¿Qué me sucedió? No me dí cuenta en ese momento, pero había caído en la trampa de complacer a la gente. La Biblia también se refiere a esto como el temor al hombre. Proverbios 29:25 dice: "Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado."

Era claro - Había quedado atrapado por mi temor a la opinión de este hombre. Finalmente, la hermana de más edad en la congregación escuchó suficiente. Se acercó después de un sermón y me dijo: "Pablo, estoy convencida que alguien te influenció y estás predicando para complacer a esa persona y no al Señor."

Luego me dijo: "Mañana levántese, olvídese de esa persona y estudie la Palabra de Dios. Predica lo que el Señor te ha dado con confidencia y gozo, sino todos nosotros estaremos en problemas." Y después de decir esto se dió vuelta y salió de la iglesia.

Estaba muy agradecido por su honestidad, y obviamente todavía estoy agradecido. ¿Por qué? Por que esta señora reveló algo significativo acerca de mi corazón: Bajo la presión del criticismo, caí en la trampa de complacer a la gente en vez de confiar en el Señor.

¿y ustéd? Cuando eres maltratado por otra persona, ¿te enojas o tratas de demostrarles que están equivocados? ¿Te sientes intimidado y sigues las órdenes de otros ciegamente? ¿Te sientes herido y tratas de evitar encuentros futuros con ellos?

Existe solo un lugar donde tu corazón puede ser sanado, satisfecho y protegido. No será sanado al exigir venganza. No será satisfecho con la aprobación de la gente. No será protegido al esconderse.

No. Su corazón será sanado, satisfecho y protegido solamente cuando confías en el Señor y cuando sigues Su Palabra.

#santidad #identidad #pastorado #PalabradeDios #Prédica #predicación #aprobación

65 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad