• Erik Raymond

Las 5 marcas del contentamiento


{Este artículo ha sido traducido de gospelcoalition.com, encuentra el artículo original aquí}

En su libro "El arte del contentamiento divino", Thomas Watson describe 5 características de un corazón satisfecho (contento). He descubierto que estos son a la vez desafiantes e instructivos en mi propia búsqueda de contentamiento.

Un espíritu contento es un espíritu silencioso.

Con referencia a Dios, aquel quien es contento no debe quejarse contra Dios, no debe rezongar ni murmurar. Watson observa, "Cuando Samuel le da a Eli ese mensaje pesado de parte de Dios, que iba a "juzgar a su casa para siempre y la iniquidad de su casa no será expiada jamás, ni por sacrificio ni por ofrenda." 1 Samuel 3:13-14, ¿murmura Eli o disputa contra Dios? no, él no tiene ni una palabra que decir en contra de Dios. "El Señor es; que haga lo que bien le parezca". Por otro lado, el faraón, siendo alguien quien no conoció a Dios y por tanto era descontento decia, "¿Quien es el Señor?" ¿Por qué debo yo sufrir todo esto? ¿Por que debo ser traído a esta baja condición? "¿Quien es el Señor?" Recuerda bien la distinción entre quejarse a Dios y quejarse de Dios. Cuando nos quejamos a Dios, estamos trayendo nuestros problemas y vicios y clamamos a Dios por sabiduría, gracia y ayuda. Cuando nos quejamos de Dios estamos atacando Su carácter. Esto es iniquidad en su esencia. Cuando los hijos de Aarón fueron juzgados y matados, él "guardó silencio." (Lev. 10:3) Sin embargo, cuando Jonás se quejó delante de Dios, Dios le preguntó "¿Piensas que haces bien en enojarte de esta manera? (Jonás 4:4) Aquí podemos ver la diferencia en cuanto al contentamiento. El silencio es un reflejo de una confianza pacífica-incluso en medio de circunstancias que son difíciles de entender. Mientras que la ira, la queja y la protesta representan un tumulto interno y la falta de confianza en Dios. ¿Cómo te describirían? ¿Te sientes más propenso a hablar y dar riendas a tus frustraciones con otros y Dios? o ¿Tiendes a "guardar tu silencio" y ver al Señor en tu situación?

Un espíritu contento es un espíritu alegre.

Contentamiento es más que paciencia. ( aunque no es menos). Se trata de una alegría del alma. "Un cristiano contento es más que pasivo; el no solo carga su cruz, pero toma su cruz." Por eso Pablo puede estar triste, pero siempre regocijándose ( 2 Cor 6:10) Él puede estar contento en sus sufrimientos, incluso cuando son tan difíciles (2 Cor 12:10). El no se limita a decir, "Que se haga la voluntad de Dios" pero también dice: "Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!" ( Fil. 4:4). Watson con razón exclamó, Dios ama al dador alegre pero tambien ama al higado alegre. Cuando estamos contentos en nuestro destino con Cristo, entonces tendremos alegria interna. Llevamos nuestro perdón sellado en nuestros corazones. ¿Podrias ser acusado de ser alegre, aun en medio de la dificultad?

Un espíritu contento es un espíritu agradecido.

La escritura nos recuerda que debemos gracias en todo ( 1 Tes 5:18). Cuando estamos contentos podemos observar misericordia en cada condición y podemos tener nuestros corazones cubiertos con agradecimiento. Cualquiera puede agradecer a Dios por prosperidad pero el espíritu contento bendice a Dios cuando esta en aflicción ( 2 Cor 6:10, Fil 4:9-11). El corazón descontento siempre se queja de su condición pero el espíritu contento siempre está agradecido con Dios por ello. "Un corazón contento es un templo donde las alabanzas de Dios son cantadas, no es un sepulcro donde están enterradas." A pesar de estar pasando por un tiempo de intensa dificultad, sus corazones todavía están dilatados con acción de gracias-por que su contentamiento es una obra de gracia que viene de adentro hacia afuera. "Siempre habrá una canción de agradecimiento en el corazón contento; El espíritu de gracia obra en el corazón como vino nuevo, que bajo las mas fuertes presiones de dolor tendrá un espacio abierto para agradecer: esto es ser contento." ¿Eres una persona que es regularmente agradecida?

Un espíritu contento no está limitado por las circunstancias.

Debido a que el contentamiento obra de adentro hacia afuera, está entonces protegido de las siempre cambiantes circunstancias fuera de nosotros. Pablo mismo dijo que que su contentamiento se ve "en cada circunstancia" (Fil 4:12). ¿Te ves agradecido cuando las cosas van bien, pero encuentras dificil hacerlo cuando no lo son?

Un espíritu contento no evita problemas por medio del pecado.

Descansar en la providencia de Dios no significa quedarse quieto. Contentamiento no significa complacencia. Sin embargo, cuando hay cosas que debemos seguir pero Dios no lo ha puesto aun en disposicion, un espíritu contento no se precipita. El espíritu descontento no se espera. Si Dios no abre la puerta de su providencia, "ellos la romperán y se precipitarán a salir de su aflicción y por ende pecarán; y sus almas serán turbulentas; esto está lejos de un contentamiento santo, esto es incredulidad culminada en rebelión." El espíritu contento espera en Dios vez de pecar contra Dios. "El cristiano contento está dispuesto a esperar en Dios y no se moverá hasta que Dios abra puertas". El dice: "Prefiero quedarme en la prisión que comprar mi libertad por medio del pecado." Watson remarca, "Un cristiano contento no se moverá, hasta ver, como lo hicieron los Israelitas, la columna de nube y fuego delante de él."Bueno es esperar en silencio la salvación del Señor." (Lam 3:26). Es bueno esperar en Dios y no librarnos nosotros solos de los problemas, hasta que veamos la estrella de la providencia de Dios señalando el camino.

#contentamiento #gozo #teología #Biblia #felicidad

136 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad