• Jonathan Leeman

¿Es Bíblico que las iglesias requieran diezmo?


{Este articulo fue traducido de http://ftc.co/, para ver el articulo original por favor haz click aquí}

Al ver el diezmo incluido en muchos pactos de membresia en las iglesias nos preguntamos, ¿deberían los pastores/ancianos responsabilizar a sus miembros con sus ofrendas?

Aquí les dejo un par de pensamientos...

Observación Bíblica 1: Debemos enseñarle a la congregación a dar (2 Cor 8-9; 1 Cor 9:14), pero no podemos requerir esto de ninguna persona, por ejemplo, con excomunicarlo(a) de la iglesia. Después de todo, la gente debería de dar "no de mala gana, ni por obligación," pero alegremente (2 Cor 9:7). No podemos obligarlos.

Observacion Bíblica 2: El Nuevo Testamento no establece un porcentaje preciso de cuanto se deberia de dar, como lo hace el Antiguo Testamento en varias partes. En cambio, ofrece estos principios de "cuanto" deberíamos dar: (i) "según haya prosperado" (1 Cor. 16:2); (ii) "sobreabundando en riqueza...más allá de sus posibilidades...abundando en la obra de la gracia" (2 Cor. 8:2,3,7). Estos 2 aspectos tienen una tensión significativa. Por un lado, deberíamos de remover la carga de culpa falsa y de leyes hechas por el hombre y dejar que la gente haga cálculos razonables de cuánto son capaces de dar y al mismo tiempo poder cuidar de sus mayordomías en la Tierra asignadas por Dios. Por otro lado, deberíamos animar a la gente a ser generosos y confiar en Dios por su bienestar financiero.

Aplicación pastoral 1: No tengo la capacidad de determinar si un individuo está pecando o actuando en fe, en lo mucho o poco que está ofrendando. No tengo vista de rayos X que ven los corazones de las personas, ni tengo una calculadora celestial que es capaz de asesorar todas las variables de las circunstancias de una persona, sus ingresos, deudas, costos, oportunidades, etcétera, para asi prescribirles el camino a la rectitud y a la sabiduría cuando escriben sus cheques para la ofrenda.

Aplicación pastoral 2: Ciertamente debemos de predicar acerca del dar en todos sus aspectos desde el púlpito.

Aplicación pastoral 3: Creo que es aceptable, e inclusive bueno; preguntarles a los miembros de vez en cuando en sus reuniones de discipulado acerca de sus ofrendas y dádivas. Pero no trataría esta pregunta exclusivamente, y probablemente lo haría en contexto con otras areas de su vida. "¿Como sientes que estás en tu vida espiritual?, ¿Como esta tu vida de oración?, ¿Como van tus batallas en contra de la lujuria?, ¿Pasas tiempo con tus hijos?, ¿Como va lo de tus ofrendas, dádivas y generosidad?, ¿Relaciones en el trabajo?" En otras palabras, en mi cuidado pastoral a los miembros de la iglesia, debería de estar interesado en ver si Jesucristo ha sido coronado como rey en cada área de la vida de la persona, incluyendo su cuenta bancaria, pero no de manera que parezca que es distinta de cualquier otra área.

Aplicación pastoral 4: Debo preguntar tal pregunta (y otras preguntas en áreas más sensibles como por ejemplo el area de la lujuria), sabiendo cuánta confianza he construido en la relación con tal persona. En términos generales, necesito percibir que esta persona es enseñable y que confía en mi, antes de poder entrar en estas áreas más sensibles. Esta es una regla general, no es absoluta.

Aplicación pastoral 5: No creo que los ancianos de la iglesia deben de examinar los registros financieros de quienes están ofrendando y cuánto están ofrendando, esto por dos razones: Primero, estoy tentando a los ancianos a tratar a los que ofrendan más a ser tratados de una manera más especial. Segundo, no es útil pastoralmente hablando. Podrias ver que fulano está dando lo que parece ser una cantidad insignificante en relación con lo que se asume que sus lujosos ingresos podrían ser en su despacho de abogados. No conoces sus circunstancias. Puede que haya una razón piadosa y buena por la que este fulano está dando este monto. ¿En realidad piensas que el Nuevo Testamento tiene la intención de mirar los registros financieros de cada miembro, y pedirles que entreguen sus registros de contabilidad para que un anciano los audite cada vez que se nota algo sospechoso? ¿o perseguir a la gente como un investigadores de fraude? Es dificil imaginarse esto. Tal patrón probablemente sembrará sospecha, miedo, y legalismo en la congregación.

Este es el punto: Prediquemos generosidad. Discipulemos cuidadosamente, animando siempre a la gente a confiar en Dios con su dinero. Pero dejemos que ellos establezcan los detalles de como hacerlo, sabiendo que el Espíritu Santo está trabajando en sus corazones. Sabiendo que el Nuevo Testamento enseña que la cantidad de lo que una persona debe dar es un asunto de libertad.

Este articulo fue adaptado de un articulo de 9marks.org

#sembrar #diezmo #iglesialocal #eclesiología #pastores

12 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad