• Juan Sanchez

¿Cómo oyes sermones?


{Este articulo fue traducido con permiso directo de http://highpointeaustin.org/, lee el original aquí}

"Esto sabéis , mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira; pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios. Por lo cual, desechando toda inmundicia y todo resto de malicia, recibid con humildad la palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas." Santiago 1:19-21

El predicador de la Palabra tiene una gran y gloriosa carga de proclamar la Palabra que es capaz de salvar. En este sentido, los predicadores deben tener en cuenta que cada vez que ellos predican, las vidas de las personas, ambos para ahora y para la eternidad, realmente dependen de ello. No comprendo esto completamente, pero Dios en su sabiduría"agradó a Dios, mediante la necedad de la predicación, salvar a los que creen." (1 Corintios 1:21); el evangelio "es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego." (Romanos 1:16).

La salvación viene a aquellos quienes creen en el evangelio con todo su corazón (Romanos 10:9-10), y aquellos quienes creen no serán avergonzados (Romanos 10:11). "¿Cómo, pues?" La Biblia pregunta. "invocarán a aquel en quien no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?" (Romanos 10:14). Por lo tanto, ya que "la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo ." (Romanos 10:17), la Salvación no toma lugar aparte de la Palabra de Dios. Además, Dios ha ordenado la predicación como el principal medio por el que esta Palabra es declarada. (1 Corintios 1:18-2:5). Las implicaciones de estas verdades espirituales son asombrosas y numerosas-La predicación es el aspecto central y más importante de nuestras reuniones y servicios de adoración. Debemos de desear más predicación, no menos; debemos de demandar predicación Bíblica, no psicología de auto-ayuda, contadores de historias, o rutinas de comedia. Podríamos continuar; sin embargo, quiero enfatizar sólo una implicación que se deriva de estas verdades bíblicas. Si tu crees lo que dice la Biblia acerca de la salvación a través de la fe en Cristo, acorde a Su Palabra, ¿cómo entonces oyes sermones? ¿Los escuchas como si tu vida dependiera en ellos?

Convencidos de la autoridad Bíblica y de la importancia de la Palabra de Dios y de la predicación, permítame darles algunas palabras de aliento en cuanto a como oír y ver sermones:

ANTES DEL SERMÓN Prepare su corazón para recibir la Palabra de Dios. Ore por el predicador de la Palabra, que él habrá pasado tiempo con Dios durante la semana, para que así escuches lo que él ya se ha predicado a sí mismo. Al entrar al servicio, enfóquese y manténgase en las cosas de Dios, no en las cosas de esta Tierra.

DURANTE EL SERMÓN Escucha como si tu vida depende de ello porque en realidad así es. Tome notas. Ore por entendimiento. Escucha como así lo hicieron los Bereanos; ellos recibieron la Palabra de Dios con entusiasmo, pero miraron las Escrituras para asegurarse de que lo que estaba siendo predicado era acorde a la Palabra de Dios (Hechos 17:11)

DESPUÉS DEL SERMÓN

Recibe la Palabra de Dios con humildad y actúa acorde a ella. No se engañe a sí mismo siendo un mero oyente de la Palabra, tome medidas y haga lo que la Palabra de Dios dice que haga. Verdad que no es aplicada es verdad que se pierde.

#predicación #predicadores #escuchar #PalabradeDios #iglesialocal #congregación #sermones #Prédica

2 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad