• Mark Altrogge

Haz algo pequeño para Dios


{Este blog es traducido con permiso de http://theblazingcenter.com/2016/01/do-something-small-for-god.html}

He estado escuchando la biografía de George Whitefield. El hizo grandes cosas para Dios. En una enbarcación hacia América colonial él convirtió a marineros mal hablados, formó un coro y organizó numerosos estudios Bíblicos. Predicó a multitudes de 80,000 en Inglaterra. Hoy en día tenemos pastores que son celebridades, y tenemos líderes de alabanza que organizan conciertos de miles de personas.

Es muy fácil compararnos con otros. Podemos ser tentados a envidiar los dones de otros. Pablo tuvo que exhortar a los Corintios en el tema de compararse con otros: "Y el ojo no puede decir a la mano: No te necesito; ni tampoco la cabeza a los pies: No os necesito." (1 Cor 12:21).

Podemos sentir que si no hacemos algo grande para Dios, para que molestarnos. Bueno, esto es lo que Dios nos dice: "Haz cosas pequeñas para mí."

Jesús comparó el compartir del evangelio con sembrar semillas. Una semilla parece insignificante. Una semilla parece ser de poco valor. Cuando le hablamos a alguien de Jesús o cuando le pedimos a alguien si podemos orar por ellos, parece ser insignificante. Cuando le leemos la Biblia por 5 minutos a nuestros hijos distraidos nos preguntamos, ¿se les quedó algo? Cuando oramos por la salvación o sanidad de otros, siempre nos preguntamos si algo pasó con ellos.

La mayor parte de nuestras vidas cristianas involucran la siembra de semillas. La mayoría de nosotros no puede dar regalos de $10,000 a nuestras iglesias. Pero sí podemos dar una semilla.

41 Jesús se sentó frente al arca del tesoro, y observaba cómo la multitud echaba dinero en el arca del tesoro; y muchos ricos echaban grandes cantidades. 42 Y llegó una viuda pobre y echó dos pequeñas monedas de cobre, o sea, un cuadrante. 43 Y llamando a sus discípulos, les dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos los contribuyentes al[d] tesoro; 44 porque todos ellos echaron de lo que les sobra, pero ella, de su pobreza echó todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir. Marcos 12:41-44

La viuda pudo haber pensado, "¿Por qué debería de dar estas dos monedas? No son nada valiosas, que bien haria?" Pero Jesús dijo que ella dió más que cualquier otro, por su sacrificio. Todo lo que ella tenia era solamente una semilla, pero en los ojos de Dios, era inmenso. En Mateo 10:42, Jesús nos dice:

"Y cualquiera que como discípulo dé de beber aunque sólo sea un vaso de agua fría a uno de estos pequeños, en verdad os digo que no perderá su recompensa."

¿Qué es un vaso de agua? Nada. ¿Qué tan dificil es darle un vaso de agua a alguien? No es nada difícil, entonces es probablemente inútil, ¿verdad? ¡No! Jesús ve cada vaso de agua dado en su nombre y El recompensará esa semilla.

Siempre nos sentimos tentados a pensar que si no hacemos cosas grandes para Dios, para que hacer algo del todo. Pero nada que hacemos para Dios es pequeño delante de El.

"Nada es pequeño para Dios cuando es hecho en servicio para El".

Caleb Breakey

Dios no se olvida de la mas pequeña moneda o de un solo vaso de agua:

"Porque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos." Hebreos 6:10

No puedo esperar a ver como Dios sorprenderá a muchos en el día del juicio:

34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; 36 estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” 37 Entonces los justos le responderán, diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber? 38 “¿Y cuándo te vimos como forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos? 39 “¿Y cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?” 40 Respondiendo el Rey, les dirá: “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.” Mateo 25:34-40

Asi que hoy, HAZ ALGO PEQUEÑO PARA DIOS. Envíale a alguien un mensaje de texto alentador. Ora por alguien. Dale algun regalo pequeño al pobre. Aun si es solo un dolar. Comprale un sandwich a alguien. Agradece y alaba a Dios por algo, aun si solo te toma un segundo. Siembre hoy para Dios muchas semillas pequeñas y de insignificante apariencia. Puede que se te olviden muchas de ellas, pero a Jesús no se le escapará ninguna semilla que sembraste, y te recompensará en el dia del juicio.

#devoción #sembrar #dar #dones #evangelio

4 vistas
© 2020 by Tu Palabra es Verdad