Dios

    Creemos en un Dios eterno y soberano, creador de todas las cosas. El libremente decreta todo lo que acontece por medio de su infinita sabiduría y voluntad. La Divinidad auto-existe en tres personas, en la misma sustancia, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Coexistente, co-igual y co-eterno, compartiendo así todos sus atributos eternos y al mismo tiempo compuesto de características personales (emociones, voluntad, intelecto,) así, tiene unidad en la trinidad y Trinidad en unidad. El es digno de toda adoración.

 
El Padre

      Creemos en Dios Padre, la primera persona de la  Trinidad. Infinito, perfecto en santidad, sabiduría, poder y amor. El gobierna y sostiene todo el mundo creado. El conoce de antemano y ordena soberanamente lo que viene a pasar. El salva de pecado y reconcilia a quienes El misericordiosamente eligió desde la eternidad para que fueran suyos a través de Cristo. El escucha y responde oraciones, y concibe todas las cosas para el bien de los llamados acorde a su propósito.

 

 
Jesucristo

      Creemos en Jesucristo, la segunda persona de la Trinidad. El es el unigenito (pero no creado) Hijo de Dios Padre, Heredero de todas las cosas y juez de todo el mundo. El es co-sustancial,  co-igual y co-eterno con el Padre y el Espiritu Santo. A su Divinidad agregó naturaleza humana, siendo asi completamente Dios y completamente hombre. Fue concebido por el Espíritu Santo en el vientre de la virgen María. Creemos que en la Tierra, Jesús vivió sin pecado, enseñó con verdad y autoridad, realizo milagros y ejecutó su misión como el definitivo y perfecto Rey, profeta y Sacerdote, muriendo en la cruz para expiar a pecadores, haciéndose maldición por nosotros y derramando su sangre en sustitución por nosotros, y así satisfizo así la ira de Dios. Al hacer esto, El cumplió con profecías del Antiguo Testamento.  Resucitó de la muerte acorde a las escrituras; Ascendió al cielo, confirmando así su deidad, y hoy es exaltado y está sentado a las diestra del padre. el es la cabeza de la iglesia y viene por segunda vez por sus escogidos.

 
Espíritu Santo

      Creemos en el espíritu Santo, La tercera persona de la trinidad. El es co-sustancial, co-igual, co-eterno pero procediente del Padre y del Hijo. El convence al mundo de pecado, justicia y juicio. El regenera a los que estan muertos espiritualmente y provoca el nuevo nacimiento en el creyente. El habita en ellos y los santifica progresivamente y les guia en toda verdad. El tambien faculta al creyente y le da poder para que sean testigos de Jesucristo a traves del otorgamiento soberano de sus dones espirituales para la edificacion y perfeccion de los santos. El inspiró a hombres para documentar las Santas Escrituras. El debe ser adorado, honorado y respetado como la Divinidad. 

 

Las Escrituras

      Creemos que la Biblia es la palabra de Dios, consistiendo de 39 libros en el Antiguo Testamento y de 27 en el Nuevo Testamento. Fue escrita bajo la inspiración del Espíritu Santo en sus manuscritos originales. Todo el consejo de Dios en las Escrituras fue dado por el Espíritu Santo a todos sus autores por medio de inspiración verbal y plenaria (inspirada de igual manera en todas sus partes y todas sus palabras,) al mismo tiempo preservando sus personalidades. Creemos que es la única revelación escrita de Dios, la única suficiente, certera e infalible regla para todo conocimiento salvador, fe y obediencia, es la autoridad final y guía para toda doctrina y practica.

 

El Hombre y la Caida

                Creemos que Dios creó a los seres humanos, masculinos y femeninos, en su propia imagen, con emociones, intelecto y voluntad. En un principio Dios creó al hombre recto, perfecto y sin pecado. El hombre fue descarriado por Satanás, desobedeció a Dios, y cayó, convirtiéndose en objeto de la ira de Dios. Como resultado, todos los seres humanos nacen en pecado, alejados de Dios, y por tanto, su naturaleza es corrupto y es incapaz de ser reconciliado con Dios. Tal reconciliación es solamente posible a través de una obra de Gracia y por medio de meritos humanos.

 

Salvación y el Evangelio

      Desde la caida del Adan, el hombre nace separado de Dios con una naturaleza de pecado y bajo condenacion. Los que son regenerados por el Espiritu Santo a traves de la palabra del Evangelio se arrepienten, confian y confiesan a Jesucristo como su Señor, Salvador y Tesoro y asi vienen a ser nuevas criaturas. Esta salvacion es solamente posible por gracia de Dios y no en base a las obras humanas. Solo puede ser recibido por medio de la fe (Sola Fide). Esta fe, sin embargo, no esta sola. Esta evidenciada por arrepentimiento de pecados y una nueva vida en Cristo.

          El evangelio son las buenas nuevas de Jesucristo (lea la seccion acerca de Jesucristo). El murio para que en El fuesemos hechos justicia delante de Dios. En la cruz Jesucristo canceló el pecado, propició a Dios, y cargó la pena total de nuestros pecados. Los que creen y confian en El son reoncilados con Dios. Jesus satisfizo la Santa Ira de Dios por los pecados del mundo.

          Asi los hombres son justificados ante Dios. El espiritu Santo guia al creyente en santificacion hasta alcanzar glorificacion.

          Creemos que los que son verdaderamente redimidos son mantenidos por el poder de Dios y asi estan seguros en Cristo para siempre. La evidencia de los redimidos es vista al andar en la nueva vida, abandonando el pecado y reflejando a Cristo de una manera progresiva hasta alcanzar perfeccion en glorificacion. No creemos en el dicho“una vez salvo, siempre salvo”; creemos en “si fue salvo, siempre sera salvo".

 

La Iglesia y las Ordenanzas

       Creemos que la iglesia universal no es una denominacion u organizacion religiosa. Es más bien el cuerpo y esposa de Cristo, un organismo hecho de todos los creyentes nacidos de nuevo. Creemos en la necesidad de participar activamente en la reunion de los creyentes en la asamblea local como esta demostrado en el Nuevo Testamento. Esto con el proposito de adorar y glorificar a Dios. Tambien se debe ejercitar autoridad espiritual y se deben impartir los sacramentos del bautismo y la cena del Señor como fue instruido for Jesucristo mismo. El es la cabeza y suprema autoridad de la iglesia y todos sus lideres, disciplina, sacramentos y dones son nombrados por El, como lo demuestran las escrituras. La proclamacion del Evangelio, discipulado, entrenamiento y restauracion es la obra de la iglesia visible.

 

Las Ultimas Cosas

      Creemos en la venida visible, personal y fisica de Nuestro Señor Jesucristo a la Tierra y en el establecimiento de su Reino. Creemos que la resurreccion de cuerpos, El juicio final para creyentes y no creyentes. Los justos viviran y reinaran con Dios en el Cielo y Tierra nueva. Los impios sufriran tormento eterno y consciente en el infierno.

 

© 2020 by Tu Palabra es Verdad